“Seguíamos andando sin dar crédito mientras ellos seguían apuntando en nuestra dirección”

20 Oct

Hoy compartimos el testimonio de una vecina de Espartinas sobre las prácticas de tiro que realizaban hace días unos chicos con armas de “airsoft” en una zona del pueblo por la que pasean habitualmente muchos vecinos. El airsoft es un juego y un deporte de estrategia basado en la simulación militar en el que se utilizan réplicas de armas de fuego. A pesar de que las municiones son casi inofensivas, quienes practican este juego o deporte tienen que llevar por obligación protección, sobre todo en la cara. En cuanto a leyes y normativas, aquí hemos encontrado un foro interesante con información útil al respecto: (http://noticias.juridicas.com/actualidad/jurisprudencia/10718-la-tenencia-y-uso-de-pistolas-de-paintball-o-de-airsoft-requieren-la-obtencion-de-una-tarjeta-de-armas-municipal/).

Con este escrito no pretendo ser alarmista ni dramática, solo quiero reflejar una situación que viví hace unos días, porque considero que actos como este deben conocerse para prevenir situaciones parecidas en un futuro.

El domingo de la semana pasada salí a dar un paseo con mi madre y mi perro por los alrededores de nuestra casa, llegando hasta la Hacienda Mejína. Es una zona de descampados en la que la higiene brilla por su ausencia, pero ese es otro tema en el que no voy a entrar en este momento. Íbamos caminando por un acerado que se encuentra detrás de una pequeña zona con árboles, y al otro lado de esta zona había unos tres o cuatro hombres de aproximadamente unos 20-25 años (puede que más) con sus coches aparcados. Mi sorpresa llegó cuando me di cuenta de que esos señores no estaban sencillamente echando la mañana de domingo, sino que estaban practicando al aire libre y sin medidas de seguridad en un campo de tiro improvisado por ellos mismos, con armas de aire comprimido que expulsaban a presión unas bolitas de plástico a bastantes metros de distancia. Estas armas (metralletas y pistolas) suelen utilizarse en los espacios “Airsoft” bajo unas medidas de control bastante reguladas, ya que a pesar de su carácter “inofensivo” suelen causar daños, heridas y moratones en los usuarios que reciben estos disparos, y utilizados sin precaución pueden incluso hacer que te quedes tuerto.

Los disparos dejaron de ser enviados a las botellas de cerveza que tenían como blanco y comenzamos a ser mi madre, mi perro sobre todo y yo las que estábamos en el punto de mira, mientras las carcajadas y las mofas resonaban al otro lado del descampado. En medio de esta sinrazón llegó un vehículo derrapando en la carretera, para “lucirse” un poco, y al bajarse del mismo le proporcionaron su arma correspondiente para que el conductor recién aterrizado pudiera participar en este bochornoso pasatiempo.

Nosotras nos limitamos a dar la vuelta, salir de aquella zona, mientras oíamos cómo todos los disparos iban impactando contra los árboles que nos rodeaban y nuestros alrededores. No recibimos ninguno, menos mal que al menos, los tiradores eran bastante mediocres. Mientras seguíamos andando sin dar crédito, ellos seguían apuntando en nuestra dirección, aun cuando sus blancos en forma de botella ya quedaban en el lado contrario.

Justo al llegar a casa llamamos a la policía local, describimos la acción y el color de los coches y volvimos al lugar de los hechos pasados unos minutos, comprobando que por fin se habían marchado y haciendo algunas fotos de los balines y las dianas improvisadas de las que habíamos formado parte no intencionada durante unos minutos.

Solo quiero que alguien imagine esta situación: vas paseando y de repente un grupo de señores te apunta con armas (que son imitaciones de armas reales y no aprecias apenas la diferencia), con metralletas, y comienza a dispararte. No todo el mundo tiene que conocer los espacios Airsoft, no todo el mundo tiene que pensar que es un juego, y mucho menos soportar ser el blanco de ninguna práctica de tiro. No se me ocurre cuál podría haber sido la reacción de una persona mayor en mi situación o de un niño que sale a pasear con sus padres. No todo en la vida es aceptable, por muy ridículo que parezca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Espartinas a Debate

Porque Espartinas nos importa

A %d blogueros les gusta esto: